lunes, 30 de marzo de 2009

LA PLAYA

Acabábamos de llegar a Lisboa. Era una noche de verano con mucho calor y entramos en la habitación del Hotel, con una terraza grande con vistas al mar. Me dijo si tenía hambre nos íbamos a cenar fuera del hotel, acepté y nos cambiamos de ropa para la ocasión. El se puso unos pantalones blancos suaves y holgados con caída que marcaban su culo potente y una camisa liviana por encima. Yo un vestido de seda vaporoso, muy corto y escotado y abrochado adelante. El no se dio cuenta que debajo de mi vestido no llevaba absolutamente nada, solo mis grandes pezones y mi sexo depilado completamente. Y salimos. En la cena nos reímos muchísimo contando tonterías y decidimos ir a dar un paseo por la playa. Era una noche preciosa, con calor, una luna grande y brillante y por los bares de la orilla de la playa se oía la música mas sensual del mundo.....eran fados y boleros. La gente sentada cenando en las terrazas de verano y nosotros paseando por la orilla del mar.
Nos paramos a contemplar la luna sobre el mar y a una distancia prudencial entre los bares y cerca de la orilla. Había enamorados besándose y amándose en la oscuridad de la playa. El se colocó detrás de mí, abrazándome y mirábamos ese reflejo embrujador de la luna llena sobre el mar. El estaba tranquilo pero yo no. Esa brisa de mar moviendo suavemente mi vestido para acariciar mi sexo desnudo, ese olor que tiene el mar a puro sexo, aquella música lejana apasionada y aquel hombre detrás de mi culo, besando mi cuello y susurrándome cosas bonitas al oído, no lo aguanta nadie que sea extremadamente sensual como lo era yo. Me giré y le desabroché la camisa....que haces?...quiero ver tu pecho desnudo, dije. El seguía agarrando mi cintura y le dí un par de lamidas a su cuello y a su oreja....sabes salado....es la brisa del mar, dijo. Seguí jugueteando con su vello masculino con mis manos, me gustaba meter mis dedos y jugar...cogí sus pezones con mis manos sin dejar de mirar sus ojos....el inmediatamente tuvo un respingo en su sexo, empezaba a empalmarse...Estate quieta, déjalo para el Hotel, aquí hay gente, dijo....yo no quería esperar al dichoso Hotel, y apreté mi sexo contra el de él....su cara cambió y me echó mano al culo para apretarme más contra él, nos besamos...me metió la lengua hasta el fondo y yo se la chupaba para que imaginase que era su polla la que comía, metió su mano debajo del vestido y abrió unos ojos enormes y me dijo, no llevas ropa interior? ...zorra como me pones. Me desabroché el vestido, lo abrí y me pegué a su cuerpo, él ya estaba empalmadísimo y con aquel pantalón se le notaba una polla grande, dura, de locura....Mientras me besaba, eché los brazos hacia atrás y mi vestido cayó al suelo...quedé completamente desnuda para él....estaba muy agitado, sus enormes manos me hacían daño al apretar con tanta fuerza mi culo....suéltame animal, dije....al soltarme me arrodillé en el suelo y saqué su polla del pantalón para comérmela entera, yo estaba embriagada por todo lo que me rodeaba....ni se te ocurra, Medea por favor que te pueden ver....a mi me importaba un carajo lo que vieran...aquella polla jugosa era mía, como me gustaba comerla, yo no paraba y él....él gemía como un animal de placer....me dijo, viene una pareja paseando, para... a mi me daba igual que me vieran desnuda y chupándosela, seguro que el hombre de esa pareja hubiera vendido su alma al diablo para que le estuvieran haciendo a él lo mismo, y yo seguí. Eres una cabrona, dijo...para de chuparla que te voy a dar lo tuyo...me levanto y veo que se empieza a quitar la ropa.....no pienso dejar que me folles con esa polla enorme, dije.......que no? Prepárate.....salí corriendo hacia el agua y el detrás de mi, me cazó. Teníamos el agua hasta la cintura y mi cuerpo se alzó hasta su cintura....él me sujetaba con fuerza, mis brazos rodeaban su cuello, me mordía los pezones erectos y de repente su polla dura rompió mi sexo al penetrarme...que gemido eché por la boca...que furia tenía él...me subía y bajaba sobre su polla...yo movía mis caderas en circulo, él mas gruñía....ves lo que has conseguido con tus juegos niña? que te haga mía como un salvaje, me tienes loco y me voy a correr si sigo.....sigue, dije...no pares ahora....Dios mio, me metió el dedo en el culo y no pude evitar el orgasmo....asiii, me corro amor...y lancé un cántico de sirena...él se volvió loco con aquel sonido y llegó su orgasmo brutal...como gruñía. Se desplomó sobre mi pecho y le dije ahora si quieres continuamos en el Hotel como tu querías. El sonrió, y agotado me dijo déjalo para mañana amor, hoy me has derrotado.

2 comentarios:

Don Juan de Marco dijo...

" Los amantes evueltos en sal del propio sudor,... un sexo desnudo bajo la seda... y una mano fuerte que la hacía temblar... cuanto le deseaba esa noche... de pronto la luna se apagò y los amantes fueron tragados por las olas del mar esparciendo sus orgasmos entre las estrellas y el agua tibia del mediterraneo... y nadaron delfines a su alrrededor mientras sus sexos eran mutuamente devorados... las olas no los dejarían escapar... estaban atrapados por la sensualidad de la noche..."

Don Juan De Marco, y los vi correr al mar y desaparecer entre las aguas...

pefipresa dijo...

Me parece fantastico las descripciones , la forma de poner los puntos , las separaciones ,,, genial relato o experiencia que has tenido , genial un beso