jueves, 2 de abril de 2009

CELOS


El día anterior yo había salido a tomar un café, algo aparentemente normal, y en un mensaje al móvil se lo dije a él. No pensé que aquello fuera a traer una auténtica revolución de celos. El no entendía que solo había ido a tomar un triste café y tampoco entendía que mi corazón solo late para él, que lo amaba con locura y que sería incapaz de serle infiel. Solo soy capaz de ser poseída y amada por mi hombre y mi hombre era él. Por supuesto en plena bronca no se lo podía decir, tengo mi orgullo de mujer y mucho más cuando se me hiere dudando de mi.
Al día siguiente estábamos desayunando juntos, él en una silla y yo en otra. Por supuesto yo muy dolida, pero no podía evitar mirarlo, su cara desencajada y yo muriendo de pasión por dentro. Era de locos, por un lado furiosa con él y a la vez me trastornaba la idea de poder estar entre sus brazos, envuelta entre su camisa, poder sentir sus manos acariciando mi cuerpo, ser besada y lamida por él.......Dios mio cuanto lo amo.
Estaba enloquecida, nunca lo había visto tan atractivo como en ese momento. Yo pasaba a su lado a buscar algo y podía oler su perfume de hombre, un perfume que tantas veces a dejado en mi cuerpo. Según pasaba el tiempo, solo tenía un deseo en mi cabeza y era que él se levantara de su silla, me pidiera disculpas y me envolviera en sus brazos, aunque hubiera sido dura con él, no le hubiera dejado escapar.
Me acosté un rato a la hora de la siesta, sigo recibiendo mensajes de reproche, de celos, de culpas, pero ninguno de disculpas ni de amor. Acabo por mandarlo a que se airee un rato, pero mi cabeza sigue llena de pasión y deseo. Empiezo a pensar en una reconciliación con él.......imagino un cruce de miradas por el pasillo y entonces él me abraza, me acorrala con su cuerpo sobre la pared, lo noto agitado y lleno de pasión. Me intento safar de él, me dice: no te pongas brava amor y escúchame....oigo disculpas, me besa con pasión mientras roza su sexo contra el mío....empalmadísimo y me dice un te amo que me desarma. Lo beso con pasión, me sube a horcajadas en su cintura y me lleva a la cama. Cuanto lo deseo....estoy empapada solo de pensar lo que me espera. Me desnuda, se desnuda, me tumba en la cama, me besa, besa mi cuello, besa mis pezones duros, sigue bajando por mi cuerpo lamiéndolo entero hasta que llega a mi sexo. Me abro entera para él, me lame como un loco y se para en mi clítoris, lo mete en la boca y empieza a recorrerlo con su lengua, juega con él, le da pequeños mordiscos que consigue mi orgasmo brutal...no podía más y gemía a la vez que se derramaban mis lágrimas por mi cara de tanto amor y pasión como sentía. Me levanté y estando el de rodillas, empecé a chupársela con toda la pasión que tenía contenida dentro de mí. Aquella polla era mía, solo mía y la mimaba, la sacaba de la boca para besarla, luego le daba pequeños mordiscos en el glande y acababa metiéndola hasta la garganta, la chupaba como si fuese un helado cuando se derrite. El estaba loco de placer, completamente entregado a mi. Sabía que estaba a punto de llegarle el orgasmo y él me dijo que si quería que me follara por detrás, le dije que no. Quería que se corriera en mi boca y así robarle su sangre y su alma. No paré, seguí comiéndome aquel maravilloso regalo, hasta que llegó su leche a mi boca.......yo moría por aquel manjar dentro de mí....no paraba de tragar tanta pasión contenida durante dos días.
Fue un maravilloso pensamiento de deseo, pasión y amor que no se puede controlar. Ojalá mi peculiar reconciliación se haga realidad. Esta noche se lo pediré a la Luna. Y aunque dudes de mi fidelidad, jamás podría ser de
otro hombre que no seas TU.

4 comentarios:

Arkantis dijo...

No sabia habias cambiado ya el formato de comentarios..ahora no estoy en mi pc,
pero me pondre en cuanto pueda a leer todos tus post..

Un besazo

Don Juan de Marco dijo...

" aaah las mujeres... ese era el lema de mi abuelo...y no agregaría nada más...
siempre me dijo que las mujeres son como el té... hay que servirselo caliente para sentir todo el aroma que nos regala..."

" Ella sintiò las llaves en la puerta, y de un dos por tres, su cuerpo estaba semi desnudo tirado en la cama, parecía dormir... había dejado las sabanas semi abiertas, una de sus piernas se asomaba entre ellas, lo suficiente para que su vista alcanzara hasta el asomo de su ropa interior... hacia arriba, la blusa abierta hasta el cuarto botón, uno de sus senos se asomaba hasta el punto de ver sólo una parte delicada de su pezón... y al dar la vuelta, la sabana dejaba ver los encajes negros envolviendo las nalgas, ... las piernas estaban sutilmente separadas, y la entrepierna, perfumada de un suave aroma dulzón, dejaba escapar una gordura tersa y brillante...
Cuando el se desvestía,el cuerpo de la mujer, se acomodaba entre las sabanas creando movimientos en las telas dejando escapar sus senos,...
Ella decía entre murmullos cansados:
- MMMM...No te oí llegar...."

¿Se acuerdan como empezó este comentario?

...aaaah, las mujeres.

Don Juan de Marco.

soloputa dijo...

Gracias por tu gif,me hace mucha ilusión y gracias por tus relatos.Besos

Solo para vos dijo...

Nada mas hermoso, caliente y erotico que una reconciliacion de amantes que realmente se aman con pasion y lujuria...
Impecable relato..