jueves, 17 de septiembre de 2009

EL BRUJO

MI SUERTE ESTABA ECHADA.
Fui invitada a cenar en casa de un amigo al que veía con frecuencia, porque aparte de ser un gran amante, era mi confidente para todo. Vivía en una antigua casa preciosa en un pueblo cercano a mi ciudad. Una casa con mucha historia encima y que al entrar en ella, siempre me hacía sentir como si estuviese viviendo los secretos que guardaban aquellas paredes.

Me puse para la cena un vestido suave y corto azul turquesa y unas medias de blonda a juego. El movimiento voluptuoso del vestido dejaba ver la sugerente vista de las medias sobre mis muslos. A él le volvía loco aquel vestido.
Cuando entro por la puerta de su casa hasta el salón, veo que no estábamos solos. Sentado a la mesa había un hombre, unos 10 años mayor que yo, con barba, vestido con camisa y vaqueros, sencillo, pero con una mirada penetrante y armoniosa. Mi amante me lo presentó como “El Brujo”. Cuando me acerqué a darle dos besos, sentí una energía tan poderosa, que sentí como si me hicieran el amor en apenas dos segundos. Un roce que elevó mis sentidos y mis deseos de mujer a extremos que ni yo misma conocía.
Mi amante me dijo si aceptaba estar con ambos en la cama. Aquello cayó como un jarro de agua fría sobre mí, porque jamás había hecho un trío, pero la dulzura y sensibilidad de aquel hombre hizo que aceptase. Ya sabía lo bueno que era mi amante en la cama, pero necesitaba sentir la energía de aquel Brujo en mi cuerpo.
De que terminamos de cenar, con una conversación muy amena y con un vino exquisito subimos al dormitorio y espero saber relataros todo lo que allí sentí.
Como grandes caballeros, me ofrecieron ser quien pidiese, los dos a mi disposición. Yo estaba realmente nerviosa, no era capaz de moverme ni de pedir. Mi amante se sentó al borde de la cama y me llevó hacia él y el brujo de pie detrás de mí. Mi amante me quitó las medias y el tanga. Sus dedos se metieron por debajo del vestido y acariciaban mi sexo, pero yo no conseguía excitarme, cuando siempre lo hacía. Entonces fue el brujo quien con mucha dulzura empezó a besar mi cuello por detrás, eran besos tiernos…aquello empezó a relajarme, él lo notó, y detrás de aquella sesión de besos, eché mi cabeza hacia sus hombros y el supo que era el momento de bajar mi vestido y acariciar mis pechos. Quedé desnuda para ellos…aquella delicadeza en mi zona erógena del cuello y las manos de mi amante en mi sexo me hicieron empaparme en segundos. Entonces tomé las riendas del juego. Les ordené que se desnudaran y subieran conmigo a la cama.
En la mesilla tenía aceite de rosas que utilizaba mi amante para darme masajes, la cogí y le eché un poco a cada uno en sus manos. Les dije que se tumbaran uno a cada lado de mí y que me untaran todo el cuerpo, todos mis rincones secretos y que no quedara nada por explorar. Cuatro manos recorriendo toda mi piel…sentía como se introducían dedos en mi sexo, como mis pechos eran masajeados hasta la locura. Mi amante subió unos centímetros su cuerpo hasta dejar su sexo a la altura de mi boca. Me puse de lado y comencé una felación lenta y suave…mientras, el brujo se acoplaba a mí por detrás..sentía su sexo recorrer mis muslos y mi culo, mientras su boca besaba mi cuello y sus manos acariciaban mis pechos. Agarré su polla con la manos y se la orienté a mi sexo…él solo me penetró con su glande hasta recibir alguna señal mía que le indicara lo contrario. Seguí masturbando con mi boca a mi amante, pero suave para no hacerlo estallar aún…mi deseo crecía como un volcán. Entonces embestí con mi culo al brujo, e hice que su polla entrara hasta el fondo, movía mi culo con ritmo, él comprendió que debía seguir ese ritmo. Embestía, se paraba, volvía a moverse…y aquello hizo que mi cuerpo rompiera en un orgasmo de tal magnitud que dejé inmóvil mi boca y solo podía enloquecer. Me derrumbé. Tendida en la cama boca arriba y en un estado de catarsis, esperé a que mi cuerpo pudiera moverse. Mientras duró ese estado sentía como mis hombres seguían masajeando mi cuerpo con sus manos. Cuando pude hablar, los besé a los dos en un profundo beso y le pedía al brujo que recorriera mi sexo con su lengua, mientras le pedía a mi amante volver a saborear su sexo. El brujo me tenía fuera de control, con sus lamidas suaves, húmedas, metía sus dedos, jugaba con mi sexo y hacía que mi boca fuera un infierno de pasión para mi amante. Les mandé parar o nos correríamos los tres…nos relajamos un poco y le dije a mi amante que me penetrara sin correrse, y el brujo tomó su posición. Mientras era penetrada, mi boca tenía otro sabor con que deleitarse..el del sexo del brujo. Mi cuerpo era el cuerpo del deseo, los dos lo deseaban y el mío a ellos.
Quise probar algo que nunca había hecho. Les mandé que se colocaran tumbados en la cama, uno a la cabecera y otro a los pies de la cama, juntando sus culos y sus sexos. Las dos pollas juntas, hacían una sola de gran grosor. Las cogí con la mano y poco a poco fui introduciéndolas en mi sexo. Metía y sacaba muy despacio para ir ganando terreno en mi sexo…era de locos….mi amante tenía una cara de estar penetrando un túnel muy estrecho y supongo que la brujo le ocurría igual, aunque él se deleitaba además con la vista de mi culo. Conseguí meterme la mitad de las pollas y aquella presión gigantesca sobre mi punto G, consiguió un orgasmo como en la vida había sentido. Volví a desplomarme sobre la cama y les dije a los dos que me penetran como quisieran. Mi amante entonces, me penetró en un Misionero, con una fuerza salvaje fruto de tanto aguantar sin correrse…duró muy poco, pero con un orgasmo feroz. De que terminó, el brujo ocupó su lugar, me volteó cara abajo, y tumbada me penetró. Sus movimientos profundos y fuertes, hacían que mi clítoris se restregara contra la cama y le dije que me iba a correr, entonces aceleró su bombeo para llegar conmigo a mi tercer orgasmo Solo pude besarlos y los dos me abrazaron entre sus cuerpos y nos quedamos dormidos. Fue una tortura y un delirio disfrutar de aquel acto sexual que nunca había probado.

.

PD. EL BRUJO es real, gran hombre y amigo. ANTONIO gracias por dejarme usar tu historia real como una de las fantasías de MEDEA.





13 comentarios:

Un paseante dijo...

Lo que yo digo: vas a acabar con el censo masculino de tu pueblo.
Muy bien relatado.
Gracias por tu visita.

Ged dijo...

Estupendo relato, como siempre, Medea.

tomasuncafe dijo...

el brujo es real,
pero tu eres un increíble generadora de fantasías desenfadadas,
besos

Carl dijo...

Me ha gustado Medea. Estupenda historia.
Besos.
Carl.

CalidaSirena dijo...

Preciosa Medea, me encanta adentrarme en tu rincón de pasión y ensueños, porque de esa manera los hago míos y los vivo al ir leyéndote.. La verdad los echaba de menos..
Gracias por tus palabras en mi orilla..permaneré siendo lo que soy y haciendo lo que realmente deseo hacer, porque asi soy yo...Y por ello no dejaré de venir a leerte y a disfrutar contigo de tus escritos..
Muakkksss.. Besos enormes preciosa

brezo dijo...

Genial

Amante del mar dijo...

Cómo no recrear al leerte...las sensaciones en poder del amante soñado...tal un brujo capaz de hechizar hasta los mas bajos instintos...llevandonos a climax jamas imaginados...
Como siempre...un deleite tu relato
Besos

© MEDEA dijo...

PASEANTE/ de momento no he visto la esquela de ninguno...jajaja.

GED/ me alegra que te guste. A mi también me gusta leerte. NO TE HAGAS DE ROGAR.

TOMAS/ un placer compartir mis fantasias y realidades contigo. MUAC

CARL/ el placer es mio el tenerte aquí.

CALIDA/ estaré siempre aquí y a vuestro lado. BESOS

BREZO/ de verdad lo crees? GRACIAS

AMANTE/ perdona mi ausencia en tu blog. ME PONDRÉ LAS PILAS CON TODOS. BESOTES

relatos eroticos dijo...

puffffff! como me he puesto .....
saludos y volveré pronto

Arwen dijo...

Mi querida Medea eres la Diosa del erotismo y bueno que decirte que tu relato desprende fuego y pasión en todas sus letras, escribes genial y bueno ejemmm...me voy a buscar a mi niño...menuda fiebre jajajajja besitoss muy cariñosossss

Amanda Manara dijo...

!Medea! Qué tempestades provocan tus historias en mi carne.
Te seguiré.

© MEDEA dijo...

RELATOS/ siempre eres bienvenido.

ARWEN/JAJAJA....ESO PRETENDO. BESOTES

AMANDA/ gracias por pasarte. TE ESPERO.

SUPERCHIKA dijo...

AMIGA MEDEA...
¡¡¡presentame al brujo!!!

JAJAJAJAJ

mil besos herosa medea!